Los "famosos" Taninos del vino

25/6/2013

Por lo general, el término tanino es utilizado en el lenguaje de la enología. Escuchamos hablar de la importancia de los taninos del vino, su complejidad y cómo estos pueden afectar al sabor del vino, modificando la manera en que podemos degustarlo.

A pesar de esto, muchas personas no están seguras sobre lo que realmente significa o qué son los taninos del vino. Y eso es lo que intentaremos explicar en este artículo.

Los taninos, químicamente, son grandes moléculas conocidos como polímeros, que a su vez cuentan con subunidades denominadas monómeros. Estos son compuestos fenólicos u orgánicos.

                                                                

 

                                                                 Fuente: www.elgrancatador.com                

                                                  

Esta sustancia se encuentra en la corteza, hojas y frutos sin madurar en una extensa variedad de plantas. Se cree que el papel principal de los taninos es de defensa, ya que su sabor desagradable funciona para ahuyentar a los animales e insectos.

Aunque los taninos también se encuentran en las hojas de té, roble y uva, nos interesa hablar sobre los taninos del vino. Estos últimos provienen de la piel (cáscara), semillas y tallos de la uva.

Después del proceso de pisado de la uva, el mosto se fermenta y todas las partes de la fruta (piel, semilla y tallo) están en contacto directo, por lo que absorbe algunos taninos. Esto le dará un sabor diferente al vino.

Por otro lado, los vinos potencian el tanino si son envejecidos o colocados en barricas de roble, ya que lo absorben desde este agregando además de sabor, aroma y creando una sensación agradable en la boca.

Los taninos cumplen una función importante en la complejidad de un vino y en el cómo envejecerá este. Cuando los vinos tienen altas cantidades de esta sustancia, su envejecimiento podrá ser más prolongado.

Esto hace que el vino tánico sea más sabroso cuando está añejo, ya que crece su complejidad mientras que cuando son jóvenes se aprecia una sensación de sequedad, una experiencia poco agradable, que lo hace prácticamente imbebible.

Cómo puedes ver, los taninos son sustancias que potencian el sabor del vino cuando estos están envejecidos (sobre todo en roble), pero que pueden jugarte una mala pasada si los bebes antes de tiempo, ya que la alta cantidad de taninos en un vino joven puede hacerlo desagradable.